Los avestruces no esconden la cabeza (Parte III)

Originally posted on: bit.ly/1wOcmYw

Here’s to the crazy ones. The misfits. The rebels. The troublemakers. The round pegs in the square holes. The ones who see things differently. They’re not fond of rules. And they have no respect for the status quo. You can quote them, disagree with them, glorify or vilify them. About the only thing you can’t do is ignore them. Because they change things. They push the human race forward. And while some may see them as the crazy ones, we see genius. Because the people who are crazy enough to think they can change the world, are the ones who doApple Inc. ad campaign Esto es para los locos. Los inadaptados, los rebeldes, los problemáticos, los alborotadores. Las clavijas redondas en agujeros cuadrados. Ellos no tienen apego a las reglas. Tampoco tienen respeto por el “status quo”. Puedes citarlos, discrepar de ellos, ensalzarlos o vilipendiarlos. Pero la única cosa que no puedes hacer es ignorarlos… Porque ellos cambian las cosas. Ellos empujan hacia adelante la raza humana y, aunque algunos puedan verlos como locos, nosotros vemos genios. Porque las personas que están lo bastante locas como para creer que pueden cambiar el mundo, son las que lo hacenCampaña publicitaria de Apple Inc. 

Cuando  decidimos crear el blog y recayó sobre mí la responsabilidad de escribir periódicamente (tengo que decir que he intentado ser lo más fiel al calendario posible aunque no siempre lo he conseguido), enseguida me vino a la cabeza que, ya que mis publicaciones tenían que ser regulares, el contenido de mis posts podía ser, si no regular, más o menos coherente. Seguir un hilo argumental. Así es como empecé la serie (Los avestruces no esconden la cabeza). Y, mirando atrás, me doy cuenta de que la única similitud entre la Parte I y la Parte II es el título. Y también observé que el título y el contenido no establecían ningún tipo de relación (apreciable a simple vista, al menos). En fin, a pesar de todo lo dicho, lo cierto es que (más o menos) seguí el esquema mental que me propuse el día en que escribí la primera letra de Los Avestruces no esconden la cabeza, parte ILo que el esquema decía, traduciéndolo del lenguaje de mi mente al castellano racional, era que los posts de la serie expondrían, del modo más sintético (pero sincero) posible, mi opinión sobre el actual sistema educativo y sobre como éste trata el talento y la obedienciaY también decía que en el último post de la serie, explicaría (bueno, intentaría explicar) el porqué del título. Empieza el 2015, cerramos año y empezamos etapa. Y un buen amigo me pregunta qué significa Los avestruces no esconden la cabeza. Y es cuando me doy cuenta de que no hay mejor momento que ahora para cerrar la serie y comenzar con una nueva.

“Cuando un avestruz se encuentra en peligro porque un depredador lo está amenazando, éste esconde la cabeza bajo tierra como mecanismo primitivo de defensa, ya que el ave cree que si él no ve al depredador, el depredador no lo ve a él.” Esto no es más que una afirmación falsa.

Así es como empecé. Lo que quería decir con esto es que, como dijo el tristemente famoso J. Goebbels: una mentira repetida mil veces se convierte en verdad. La imagen del avestruz escondiendo la cabeza es el icono, el sello identificador del animal (bueno… si te parece tan raro como a mí ahora, te gustará saber que tenía muy reciente una película de los Hermanos Marx donde aparecía un avestruz escondiendo la cabeza). Y del mismo modo que se identifica al avestruz con una mentira, creo que al talento y a la creatividad le pasa lo mismo. Vivimos en la sociedad de la información, donde, usando los medios adecuados, la propagación de buenas ideas y buenos proyectos es muy fácil. Lo que pasa es que no creo que ese talento y esa creatividad se potencien correctamente. De hecho, ni correcta ni incorrectamente, no se potencia directamente. Y esta falta de motivación, esta manera de ignorar la capacidad creadora del estudiante y del individuo en general hace que la confianza hacia uno mismo y sus ideales, la innovación, la iniciativa y un sinfín de cualidades se pierdan. Creo que no somos conscientes del poder de cambio que tenemos. Del mismo modo que con el avestruz, la imagen que tenemos de nosotros mismos como miembros de la sociedad es errónea. Debido a la gran masificación de nuestro sistema, la gente tiende a crearse un concepto de sí-mismo como un ser pasivo, una insignificante célula más de un gran organismo. Y en cierto modo, somos una célula en un gran organismo. Pero esta en nuestras manos si el adjetivo insignificante se adecua con nuestra definición o no. Podemos seguir la corriente o luchar para mejorar el funcionamiento de lo que nos condiciona. Y luchar no significa quejarse, ni negarse. Significa colaborar y cooperar en pos de una optimización positiva. Y supongo que, de este espíritu nació MindingMinds, un proyecto de muchos que hacen que la gente se de cuenta de que los avestruces no esconden la cabeza.

Pol R. Vouillamoz

P.S.: Tengo que decir varias cosas antes de acabar. La primera es que este post ha sido influenciado por una banda sonora realmente impresionante de un artista cuyo nombre desconozco. De todos modos me parece feo no mencionarlo, así que aquí os dejo el link del vídeo: hope.ly/1tA9jDt . La segunda es que en nuestra página de Facebook (click aquí) M. L. Toral inició una conversación sobre mi segundo post. Vimos que es un debate interesante, así que propongo de continuarlo en los comentarios de este post (estamos trabajando en un futuro foro…). La tercera es que si alguien quiere contactarme con privacidad, puede hacerlo enviándome un mensaje aquí (pol.rv@mindingminds.org)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s